El testamento de Frank Zappa – segunda parte – gospel, rythm & blues, Varèse y Las Madres de la Invención

Francis Vincent Zappa Jr. II nació el 21 de diciembre de 1940 en Baltimore, Maryland, Estados Unidos, en una familia de ancestros griegos sicilianos. Sus primeros contactos con la música son definitorios para sus propios conceptos, a los quince años conoció la música negra de los años cincuenta y compró por curiosidad el disco The Complete Works of Edgard Varese del compositor experimental del mismo nombre, y poco después tomó la decisión de convertirse él mismo en compositor, totalmente autodidacta, ante el escándalo de sus padres. Formó una buena cantidad de bandas en la secundaria y preparatoria y empezó a tener cierta fama en las comunidades contraculturales en los primeros años sesenta como líder de la mítica banda Mothers of Invention. Y desde entonces ha recorrido con una impresionante discografía de más de 70 discos, una amplia gama de géneros musicales desde rock sicodélico y sinfónico, jazz, música contemporánea y serial, habiendo reclutado a buena cantidad de músicos de altísima calidad en su aventura, que terminó su vida física a los cincuenta y dos años víctima del cáncer.

Las primeras grabaciones son ya clásicas y reveladoras para varias generaciones de bandas y seguidores. Los discos Freak out (1966), We’re only in it for the money (1967), Hot rats (1970) o 200 Motels (1971), causaron asombro por sus estructuras musicales, conceptos y propuestas, siempre con un corte crítico en sus letras, muchas veces de ácida irreverencia contra los valores de la sociedad de Estados Unidos, y figuró en innumerables entrevistas y debates televisivos, para llevar sus opiniones a las masas, e incluso participó el audiencias ante el Senado norteamericano, para impugnar una enmienda de censura a las letras de la música rock.

Zappa rompió igualmente con el estereotipo del antihéroe rockero de fin trágico simbólico en sobredosis o accidente de automotor, y maduró musicalmente durante los años ochenta, acercándose más a compositores clásicos como Stravinsky, y contemporáneos como Varese y Penderecki. Su talento aclamado incluso en el mundo mediático le confirieron paradójicamente en 1987 un premio Grammy por su disco Jazz from hell.

La producción zappiana es única en su tipo y cada una experiencia única y anecdotario ilustre hasta sus últimas creaciones. Aunque en sus últimos cuatro años estuvo en los altibajos de esta enfermedad, permaneció activo prácticamente hasta el último momento. En 1993 había lanzado el álbum Yellow shark y estaba listo un nuevo LP, Civilization: phaze III, que según está planeado aparecerá la próxima primavera.

Zappa dijo poco tiempo antes de morir que “ni siquiera es importante ser recordado”, y que “los que se preocupan acerca de cómo serán recordados son gente como Reagan, Bush… A mí no me importa lo más mínimo”.

Anuncios

Una respuesta to “El testamento de Frank Zappa – segunda parte – gospel, rythm & blues, Varèse y Las Madres de la Invención”

  1. Zappa genial,

    Lo ví en directo en Barcelona en 1976, era mi 1er concierto!!!!!!!!!!
    ” Watermelon in easter hay ” és la canción de mi vida des de 1984 cuando la escuché por primera vez.Es oirla i parece que la guitarra esta grabada en mi mente, en mi piel, me transporto a otra realidad……..
    Me gustó mucho oirla cuando los créditos finales de la película ” y tu mamá también”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: