Las semillas de la rebelión. Primera parte. De los beatniks a los webheads 0.1

La teoría de las generaciones culturales ha establecido algunos rasgos distintivos en las vanguardias de distintas ramas del arte, que marcan socialmente una década, generalmente posterior a su manifestación. Estos procesos de cambio y revuelta en las ideas y concepciones del universo y la vida humana, se han acelerado y diversificado, en parte por el desarrollo de nuevos medios y posibilidades para la expansión de la conciencia y los códigos culturales que comunican a las generaciones contestatarias.

Una vanguardia no sólo cuestiona en sus bases los modelos imperantes en la política, la sociedad y las artes, también busca sostener un diálogo con la sociedad, o al menos provocarla para garantizar cierta permanencia, con el abanderamiento, a veces involuntario, de la tensa necesidad de alternativas de vida social. Las élites culturales en siglos anteriores a este que termina, se regían por valores de exclusión estamentaria y distinción, que aparentaba un refinamiento de la sensibilidad en torno a las “nobles artes” que sólo la buena cuna prodigaba. Así se constituyeron verdaderos imperios de apariencias abrigadas por una noción burguesa del arte, ejemplificada en el etnocentrismo de las naciones de ascendencia caucásica.

En el siglo XX los intensos procesos históricos en el que las revoluciones y las guerras mundiales tuvieron cruento motor, dieron origen a una sociedad acelerada y empujada hacia el llamado “progreso” y la “modernidad”, y entonces las vanguardias artísticas dejaron de ser desfiles de vanidades selectas y representar en sus biografías mismas como actos estéticos, ese malestar de la sociedad que crecía bajo los brillos de la conciencia pública, tendiente hacia la masificación. Los primeros síntomas de estas euforias atribuidas ala subcultura de los jóvenes, se dieron curiosamente con un viejo patriarca de las letras universales, Goethe, y la ola de suicidios que siguió en Alemania la publicación de su novelita Las cuitas del joven Werther, donde los impulsos trascienden al razonamiento.

A principios de este siglo, con las ideas socialistas, anarquistas y nihilistas circulando como himnos en las bulliciosas calles de la Europa citadina, las vanguardias se inscribieron en la política para difundir su pensamiento y sus obras, y se llamaron -a veces sin proponérselo- a jugar un papel de vindicación social, como Tristan Tzara y su séquito dadaísta, los futuristas y manieristas italianos, Bretón, Dalí, Artaud y en México los estridentistas, revolucionaron tanto las artes de su tiempo que se convirtieron en paradigmas de generaciones posteriores.

En los años cincuenta, cuando la pirámide generacional de las sociedades occidentales creció en su base, adelgazándose en la cúspide (la población adulta durante la segunda guerra mundial), la historia estaba preparada para varias décadas de rebelión juvenil, la llamada cultura underground. El grupo de vagos inspirados, artistas de la calle que se formó en Estados Unidos a finales de esa década, amorfo y sin responsabilidades, hizo del desorden y el caos una explicación primigenia del espíritu instintivo y salvaje que anima a la creatividad y la libertad de acción, por sobre todas las cosas, y de esas borracheras de locura se formuló las desfachatada militancia de la generación beat.

La estética colectiva engendrada en las francachelas de varias mentalidades creativas, hicieron del círculo de Jack Kerouac, William Burroughs, Allen Ginsberg, Gary Snyder y Michael McClure, un foco infeccioso de ideas revolucionarias que llegan hasta nuestra entrada a un nuevo milenio, cobrando pleno sentido y pertinencia.

Mientras esperas la segunda parte de este artículo, disfruta de una de las colaboraciones de Burroughs. Ésta con el grupo Material, del chamán del dub cósmico y el ambient sicodélico Bill Laswell.

Material & William S. Burroughs – “The seven souls”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: