Brian Eno, del catarro al ambient. Historia de un paisajista sonoro.

Pocos estarían dispuestos a negar la influencia de Brian Eno (su nombre completo es Brian Peter George St. John le Baptiste de la Salle Eno), uno de los más importantes innovadores de la música contemporánea, utilizando la electrónica como un recurso para la transformación de las emociones producidas por los sonidos. Su más reconocida aportación ha sido la música ambient, que descubrió accidentalmente cuando convalecía de una tremenda gripa: se despertó con fiebre una noche, y al escuchar a lo lejos la lluvia y el ruido lejano de los transportes cayó sobre su mente una hermosa manzana newtoniana.

Este pionero glam-rocker, productor de éxitos, artista multimedia, innovador tecnológico, figura cultural y descrito a sí mismo como no-músico, Brian Eno ha sido todo esto y mucho más. Determinando el curso de sus caminos creativos a partir de un mazo de tarjetas instruccionales parecidas al Tarot, y que bautizó como Estrategias Oblicuas, este no-músico excepcional ha privilegiado la teoría sobre la práctica, la aventura encima del plan, y la textura ante la estructura; en este proceso, su método siempre fue alterar las maneras en que se aproxima y compone la música, la forma en que se ejecuta y percibe, y desde entonces las más dispares tendencias, del punk al techno, del rock progresivo al new age, contienen una decisiva influencia de Brian.

Nació en Woodbridge, Inglaterra, el 15 de mayo de 1948. Educado en el poblado rural Suffolk, área cercana a una base aérea estadounidense, desde pequeño creció enamorado de la música, sobre todo “música marciana” de doo-wop y el rock’n’roll tempranero transmitido por la radio de la armada de EE.UU. Al ingresar a la escuela de artes, se introdujo inmediatamente al trabajo de compositores contemporáneos como John Tilbury y Cornelius Cardew, así como las obras de lo minimalistas John Cage, LaMonte Young y Terry Riley. Instruido en los principios de la pintura conceptual y de la escultura con sonidos, empezó a experimentar con reproductoras de cinta, de las cuales obtuvo su primer “instrumento”, encontrando enorme inspiración en las orquestaciones de Steve Reich en “It’s Gonna Rain”.

Luego de incorporarse al colectivo avant-garde de performance Simultaneous Cabinet, de Merchant Taylor, y hacerse cargo de las vocales en un generador de señales, también se relacionó con la comuna de improvisación rock de Maxwell Demon, uniéndose en 1969 a la Scratch Orchestra de Cardew, enlistándose después como clarinetista con la Portsmouth Sinfonia.

En 1971 probó las delicias de la celebridad al unirse a la banda de glam Roxy Music, tocando el sintetizador y dando tratamiento electrónico al sonido del grupo. Entonces la apariencia de Eno era un enigma de extravagancia, con maquillaje, grandes plumas color pastel y corset de terciopelo, su presencia amenazó el liderazgo de Bryan Ferry; las relaciones entre ambos se agriaron, y después de dos discos — Roxy Music en 1972, y el brillante For Your Pleasure en 1973— Eno sale de las filas de Roxy para embarcarse en una serie de ambiciosos proyectos alternos.

El primero tuvo como resultado, en 1973, No Pussyfooting, grabado con Robert Fripp (King Crimson). Para las sesiones Brian empezó a desarrollar sistemas para alentar las señales sonoras, y que luego pasaría a la historia de la música electrónica como “frippertronics”, al aplicarse a la guitarra de Fripp, con retrasos (delays) secuenciados y el empleo de la tecnología de estudio como herramientas para la composición musical, consolidando la plataforma para los recursos que se usarían más tarde en las técnicas del sampleo en el hip-hop y en variados géneros de la música electrónica desde fines de los 80.

Los proyectos de Eno se derivaron en cascada y comenzó la producción del frenético experimento con Here Come the Warm Jets, que llegó sorprendentemente a la lista británica del Top 30 con la fuerza del éxito proto-punk “Seven Deadly Finns”.

Durante un breve liderazgo en la banda The Winkies, montó una serie de presentaciones en vivo a pesar de cierta enfermedad, y a menos de una semana en la gira, Eno sufrió un colapso pulmonar, y pasó los primeros meses de 1974 hospitalizado. Luego de recuperarse viajó a San Francisco, donde tuvo contacto con un conjunto de postales que representaban una ópera revolucionaria china, que inspiró el disco de 1974, Taking Tiger Mountain (By Strategy), otra asombrosa colección de criterio libre de canciones de pop abstracto.

Un accidente automovilístico en 1975 dejó a Brian Eno en cama por varios meses, lapso en el cual tuvo la portentosa iluminación de la música ambient: imposibilitado para moverse y encender el aparato de música y sentir el fondo de la lluvia, se dio cuenta de que la música podría asumir similares propiedades a las de la luz y el color, para mezclarse por toda una atmósfera creada, sin alterar el balance ambiental.

Encabezado por el lanzamiento en 1975 del disco de corte minimalista Another Green World, Eno se decidió categóricamente por el camino de lo ambiental con su siguiente iniciativa instrumental en Discreet Music, el primer capítulo en una serie de diez volúmenes de trabajos experimentales, producidos en su propio sello disquero: Obscure.

Al regresar a las estructuras pop para el álbum Before and After Science de 1977, Eno continuó con sus experimentos ambient con Music for Films, una colección de piezas fragmentarias creadas como soundtracks para películas imaginarias. De manera concurrente, Eno se convirtió en un talentoso colaborador y productor de innumerables grupos y proyectos, asociándose con el grupo alemán Cluster así como con David Bowie, para quien produjo la maravillosa trilogía de discos Low, Heroes y Lodger.

También produjo la prodigiosa compilación No Wave No New York y en 1978 inició una larga y fructífera unión con el grupo Talking Heads, expandiendo su participación en el curso de los álbumes More Songs About Buildings and Food y Fear of Music.

En ese punto, en la época del disco inspirado en la música étnica moderna, Eno y el líder de Talking Heads, David Byrne produjeron Remain in Light en 1980. Fricciones con los compañeros de Byrne propiciaron la salida de Eno, pero en 1981 él y Byrne se reunieron de nuevo para crear My Life in the Bush of Ghosts, un producto altamente cotizado por la creatividad invertida y los toques experimentalistas de muchas de sus piezas, en las que se fusionan la música electrónica con el uso pionero de percusiones del Tercer Mundo.

Mientras tanto, Eno continuó perfeccionando el concepto de ambient music con el disco Music for Airports, grabado en 1979, diseñado para tranquilizar a los pasajeros de aviones con miedo a volar. En 1980 se embarcó en trabajos minimalistas con el compositor Harold Budd (The Plateux of Mirror) y con el trompetista avant-garde Jon Hassell (Possible Musics), así como con el productor Daniel Lanois, con quien Eno armó uno de los equipos de producción más talentoso de los 80, produciendo una serie de discos con el grupo irlandés U2 (notablemente The Joshua Tree y Achtung Baby) que posicionaron a la banda como uno de los grupos pop más respetados en el mundo.

A pesar de esta frenética actividad, Eno se dedicó a sus trabajos individuales, moviéndose de los terrenos del ambient con On Land en 1982, hacia otros mundos sonoros en Apollo Atmospheres and Soundtracks de 1983, una colección de trabajos inspirados en tópicos espaciales, creados en equipo con Lanois y el hermano de Brian, Roger Eno. En 1985, Eno regresa con Thursday Afternoon, el soundtrack para una cinta VHS de videopinturas para el artista Christine Alicino.

Después de producir el trabajo solista de John Cale, Words for the Dying en 1989, el dúo colaboró en Wrong Way Up en 1990, el primer disco en muchos años en que Eno vocaliza. Dos años después regresó a sus proyectos individuales: The Shutov Assembly y Nerve Net, seguido en 1993 por Neroli, Glitterbug un soundtrack, de 1994 para un film póstumo de Derek Jarman, que fue retrabajado por Jah Wobble y lanzado en 1995 como Spinner.

Adicionalmente a sus aventuras con el sonido, Eno frecuentemente incursionó en otros campos de los medios, iniciando en 1980 con el video de formato vertical Mistaken Memories of Medieval Manhattan; junto con el diseño en 1989 de una instalación de arte para ayudar a la inauguración un santuario Shinto en Japón y en 1995 con Self-Storage, un trabajo multimedio creado con Laurie Anderson.

También publicó un diario en 1996: A Year with Swollen Appendices, y formuló los principios de Generative Music I, una serie de protectores de pantalla para computadora.

En sus más recientes exploraciones en la música generativa, Eno ha desarrollado instalaciones diversas como Kite Stories, en diciembre de 1999, en el Museo de Arte Contemporáneo de Helsinki, Finlandia. La música está dividida entre 8 composiciones independientes cada una de las cuales se toca en distintos reproductores de CD, y ya que no están sincronizados, la música se recombina constantemente en patrones distintos. La instalación incluye la lectura del texto japonés Onmyo-Ji, de Reiko Otano, por parte de Kyoko Inatome, cuya voz fue estructurada en los tiempos por medio del software Sound-Designer. Este disco aún no está disponible comercialmente.

Son muchos otros los proyectos en que el incansable Brian está inmerso, como una colaboración con Jon Hasell para el soundtrack de una película de Win Wenders y Bono, la participación en una serie de radiodifusiones de la estación Suplement de Holanda con material nunca antes escuchado, y al terminar 1999 se escucharon noticias de la posible edición de mucho material de los trabajos de Outside con David Bowie, quien dijo que hay por lo menos 26 horas grabadas de dichas sesiones.

Tal parece que tenemos Eno para rato en el siglo 21, pero esa será historia para otro momento.

Mp3 (download):

Another green World (1975): “Another green World” / “In dark trees

Music for Films Vol. 3 (1988): “Quixote

Nerve net (1992) “My squelchy life

Another day on earth (2005): “Just another day

Discografía:

1974 Here Come the Warm Jets / EG

1974 Taking Tiger Mountain (By Strategy) / EG

1975 Evening Star / Antilles

1975 Another Green World / EG

1975 Discreet Music / EG

1978 Music for Films / EG

1978 Before & After Science / EG

1978 After the Heat Sky

1978 Ambient 1: Music for Airports / Polygram

1980 Fourth World, Vol. 1: Possible Musics / EG

1981 Ambient 3: Day of Radiance / EG

1981 Empty Landscapes

1982 Ambient 4: On Land / EG

1983 Music for Films, Vol. 2 / EG

1983 Apollo: Atmospheres & Soundtracks / EG

1984 Begegnungen / Gyroscope

1985 Thursday Afternoon / EG

1985 Begegnungen II / Gyroscope

1990 Wrong Way Up / Opal

1991 My Squelchy Life / Opal

1992 Nerve Net / Opal

1992 The Shutov Assembly / Opal

1993 Neroli / Caroline

1993 Robert Sheckley’s In a Land of Clear Colours Alex

1994 Familiar / Gyroscope

1994 Headcandy / Ion

1997 The Drop / Thirsty Ear

1998 Lightness: Music for the Marble Palace / Opal

1998 I Dormienti / Opal

1999 Kite stories / Opal

2000 Music for Civic Recovery Centre / Opal

2001 Compact Forest Proposal / Opal

2003 January 07003: Bell Studies for the Clock of the Long Now / Opal

2005 Another Day on Earth / Hannibal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: