Archivos para septiembre, 2008

Una encuesta nacional cargada de… Drooogas

Posted in SOCIEDAD with tags , , , , on septiembre 26, 2008 by zewx

En días recientes los medios electrónicos de información han dado a conocer los datos preliminares de la Encuesta Nacional sobre Adicciones 2008, realizada por el gobierno federal mexicano, esperada por muchos, ante la creciente intensidad de los saldos de la llamada “guerra” contra el narcotráfico. Ya desde sus prolegómenos se critica que este sondeo adolezca de graves errores y sesgos de origen.

Los datos oficiales:

El titular de la Secretaría de Salud, José Ángel Córdova Villalobos, señaló en una entrevista radiofónica que son preocupantes los resultados preliminares de la Encuesta Nacional de Adicciones 2008, al indicar una mayor exposición de los jóvenes a la droga, particularmente entre 12 y 25 años.

El funcionario hizo hincapié sobre todo en el número de adictos crónicos, que pasó de tres y medio millones en el 2002 a cuatro y medio millones en 2008, lo que representa un crecimiento de 28.9% de aquellos que en algún momento tuvieron contacto con la droga, señaló.

El secretario afirmó que “14.7% de los menores de 18 años que empezaron a fumar pasó a usar marihuana y 16% de quienes empezaron a beber alcohol antes de llegar a la mayoría de edad, usaron drogas ilegales”, y advirtió que el sondeo reveló un aumento en el consumo de drogas entre mujeres, principalmente adolescentes.

La encuesta será liberada entre octubre y noviembre, pero ya desde ahora los preliminares han sido cuestionados, sobre todo por la ausencia de políticas públicas en materia de salud para jóvenes, la falta de alternativas para el tiempo libre y el desarrollo personal.

Por ello presentamos dos entrevistas: la primera del 18 de septiembre, en el programa Enfoque, la opinión experta del analista Sergio Aguayo (mp3). La segunda, en Antena Radio con el experto de la UAM, José Luis Piñeyro (mp3), para no olvidar el contexto de la seguridad pública y narcotráfico, particularmente ante los ataques en Morelia el 15 de septiembre.

Introducción general a la histotria de la música electrónica – Presentación

Posted in MÚSICA with tags , , , on septiembre 19, 2008 by zewx

A partir de esta fecha se empezará a publicar una serie de entregas que busca tener accesible en español una historia consistente de la música electrónica desde sus inicios, que se pierde entre la niebla del siglo XVIII pero con una evolución acelerada a partir de la última década del XIX y principios del XX.

El universo del sonido es un entorno determinante del comportamiento de numerosas especies y de muchos aspectos de la cultura desde los albores de su historia.

Los principios elementales del sonido, su estructuración técnica, codificación social y significación de lo que se conoce como música, una de las artes más emocionantes e intensas, tiene que ver con tantas subjetividades y sentimientos humanos, que todo un seminario no bastaría para exponer su valor multidimensional.

El ser humano ha demostrado siempre un gran afán por cuantificar físicamente cualquier fenómeno. El de la música no podía ser menos; prueba de ello es que el matemático Pitágoras, en una concepción mísica de las vibraciones cósmicas y su formulación matemática, pesó con toda seriedad un grupo de martillos de herrero para averiguar el porqué de su melodioso sonido al chocar contra un yunque. Descubrió que un martillo con la mitad de peso que otro producía con exactitud un sonido del doble de frecuencia. Con ello se estableció el primer principio que rige las relaciones de frecuencia entre los sonidos, imprescindible para comprender la propia naturaleza de la música.

Otra evidencia de la relación entre la música y las magnitudes exactas es el hecho de que en la Edad Media los compositores llenaban las catedrales con el sonido de misas y motetes (composiciones corales polifónicas), que estaban proporcionadas rítmica y numéricamente con las figuras que definían la arquitectura de las catedrales. Su música era tan compleja, que aseguraban que sólo los oídos de Dios eran capaces de apreciar las relaciones numéricas de su interior. Cuando se habla de música, hay que tener en cuenta que los sonidos no sólo guardan entre sí una relación de afinación, sino que además deben sucederse según un orden en el tiempo. Este orden sirve para sincronizarse. A la magnitud que determina una relación similar en el tiempo se le denomina ritmo.

En este ámbito acústico, el ritmo es uno de los elementos mágicos más destacados en la generación de subculturas, códigos y tradiciones, porque da lugar a un fenómeno de trascendental interés antropológico, que es la danza y el ritual colectivo del baile.

La experiencia del ritmo suele fundar una cultura que dura años, desde las bases milenarias de los antiguos africanos hasta las expresiones modernas de cientos de diferentes manifestaciones de la música y el baile, de sólida raíz popular, como sería el vals, la polka, la samba, el danzón, el tango, la cumbia, y tal vez miles de estilos regionales y locales establecidos en la historia.

Significación ritual de códigos de cortejo que se remontan a la seducción entre los sexos y celebración de la fertilidad y la naturaleza.

Las culturas juveniles y sus mercados son tendencias de reciente aparición, y cuya más lejana referencia podría ser el fenómeno de la lectura de El joven Werther, de Göethe, que a finales del siglo XiX causó trastornos entre los adolescentes y hasta una ola de suicidios, imitando al personaje de esa romántica novela.

En los años 60 del siglo XX la masificación y la diversificación saturada del consumo, dan nacimiento a industrias completas dedicadas a proveer productos y servicios para niños, adolescentes y jóvenes adultos, no sólo con una explosión en la oferta, sino el diseño especial de sofisticadas mercadotecnias y campañas millonarias para atraer a estos mercados.

El aumento en los niveles de vida y la cantidad de tiempo libre disponible para los individuos dio como resultado una intensa actividad económica orientada hacia el entretenimiento de vida nocturna, y los salones de baile fueron espacios de convivencia que coadyuvaron a la masificación de las costumbres colectivas del ocio, como una ventana importantísima para entender los procesos históricos de las sociedades modernas y el desarrollo histórico de la música.

Los fenómenos populares en torno de este arte son también señales e indicadores de las distintas caras de la sociedad identidad de minorías y bandera de pioneros de la sensibilidad de una época, cuando se establecen las bases de la innovación estética.

La música electrónica puede considerarse como la más reciente innovación de la subcultura de los jóvenes pero, ¿será una subcultura una actividad colectiva que significa cientos de nuevas producciones de distintos géneros cada semana?

Una industria diversa, compuesta por múltiples actores de igual importancia, organizados en la dinámica propia de una red, integrada por comunidades identificadas por gustos y preferencias en estilos de vida que tienen que ver como la música que escuchan. Productos y servicios, y hasta empresas enteras han sido creados enteramente para satisfacer estas necesidades, procedentes de un nuevo tipo de consumidor, más inteligente, demandante y autónomo.

Este joven, nacido entre los años 70, 80 y 90, son los ciudadanos del siglo XXI, y representan nuevos modelos de pensamiento, más flexibles y menos complicadas que su generación anterior, la llamada generación Equis, nacida a finales de los años 50 y la década del 60, herederos del pesimismo post-industrial.

Por el contrario, estos nuevos jóvenes pertenecen a la revolución digital, tienden a ser optimistas e independientes en sus decisiones. Su filosofía, identificada en el acrónimo anglosajón DIY, Do It Yourself, manifiesta la voluntad colectiva de no esperar a que los otros decidan por el individuo, llámese el Estado, la escuela, y hasta los padres, pues en los nuevos medios y la abundante información a su alcance, forman sus opiniones y juicios con mayor velocidad, lo cual le permite el entendimiento exprés de múltiples fuentes de conocimiento, incluido el de la tecnología.

El aumento de la presencia de este último factor en la vida cotidiana de los jóvenes, impulsa no sólo el mecanismo de una innovación acelerada y diversificación permanente de productos y servicios, sino también una ventaja en la transición hacia las sociedades del futuro.

En este contexto la música electrónica asume un papel simbólico como un infinito universo artificial pero de una riqueza nunca antes soñada por el músico, debido a la aparición de artefactos sonoros como el sintetizador, la computadora, el sampler y el software, sin mencionar las dimensiones de Internet y los formatos revolucionarios emanados de las nuevas necesidades de la sociedad digital, lo que significa la transformación paulatina pero firme de todas las instituciones humanas, desde la familia, la escuela, el gobierno, la economía.

continuará

Historias de hackers 2. La verdadera historia de Kevin Mitnick

Posted in CIENCIA Y TECNOLOGÍA with tags , , , , on septiembre 10, 2008 by zewx

A sus recién cumpliditos 45 años de edad, Kevin Mitnick se ha convertido en una de las figuras míticas del hackerismo. Actualmente es el prisionero No. 89950-012 del Centro de Detención Metropolitano de Los Angeles, donde ha permanecido desde hace cuatro años, condenado por violación de libertad bajo caución, poseer dispositivos no autorizados de acceso en telecomunicaciones, y luego de esperar dos años para que iniciara su juicio, con los cargos de haber irrumpido en sistemas de cómputo para extraer información confidencial de grandes corporativos de telecomunicaciones. Hace unas semanas Mitnick aceptó un trato con las autoridades, del cual no se conoce mucho, para pasar un año más en la cárcel. La historia de Mitnick, sin embargo, es bastante diferente a la que han publicado los medios en Estados Unidos y el mundo, ya que sus “crímenes” fueron curiosamente irrisorios porque no existen evidencias de que haya destruido alguna información alojada en los sistemas en que penetró. Puede decirse incluso que su historia es más hechura de los periodistas y cazadores de dinero fácil que de su propia experiencia.

Kevin Mitnick utilizó sus modestos conocimientos como programador y sus dotes persuasivas, para dar rienda suelta a su obsesiva curiosidad por saber cómo están hechos los artefactos que fabrica el hombre. Así pudo trampear a algunos empleados despistados de compañías telefónicas y fabricantes de equipo de comunicación, para que le proporcionaran código fuente confidencial. Sus delitos, más que compararse a los de un asalta bancos, se parecen más a los de un irreverente que da un pastelazo en la cara del alcalde.

Pero la pesadilla para él empezó cuando un reportero del New York Times, John Markoff, quien se contactó con Tsutomu Shimomura, empleado del Centro de Supercómputo de San Diego, quien inició una persecución de la persona que presuntamente irrumpió en el sistema. La enorme publicidad que se dio al caso y las investigaciones de Markoff-Shimoura, culminó en el arresto de Mitnick el 15 de febrero de 1995 en Raleigh, Carolina del Norte, aunque sus acusadores, Motorola, Nokia y Sun, insisten en que la irrupción de este programador en sus sistemas equivale a un daño por 80 millones de dólares.

Pero todo esto se debió a la voluntad de las autoridades, con la diligente ayuda de Markoff, para hacer de Mitnick un caso ejemplar y satanizarlo para sancionar la práctica misma del hacking. Sin embargo, toda esta publicidad no ha surtido ele efecto buscado, al contrario, este singular prisionero es visto como un mártir y antihéroe, y la comunidad ciberpirata se ha encargado de reivindicar su nombre y ejercitar una especie de venganza con la irrupción en algunos sitios de Internet, como el del New York Times, para manifestar su repudio y desenmascarar los hechos.

La carrera “delictiva” de Mitnick es hasta valorada como la biografía de alguien a quien hay que encomiar. Su primer arresto sucedió a los 17 años de edad, en 1981, al intentar el robo de unos manuales de computadora; en 1988, cuando tenía 25, el FBI lo arrestó por sustraer software de Digital Equipment. En 1994 Markoff dejó correr la historia de que Mitnick era prófugo de la justicia. Allí empezó la leyenda. Una anécdota dice que los custodios de Mitnick en la cárcel creían totalmente cierto que su custodiado podría lanzar misiles nucleares con un silbido en un auricular de teléfono; se dice que de adolescente penetró en los sistemas del Comando de Defensa Aeroespacial (Norad) y ahora será protagonista en una película, Takedown, para la cual Markoff y Shimoura recibieron por adelantado 750 mil dólares por los derechos del argumento.

Sexo y energía – Los arcanos elementales III. Del retozo al gozo en la armonía de los contrarios.

Posted in SOCIEDAD with tags , , on septiembre 9, 2008 by zewx

Mientras que en la cultura occidental el juego presexual se reduce a su mínima expresión, por lo general, como parte de una convención utilitaria entre dos individuos que buscan el placer como una forma de expedir un excedente de energía genésica-emocional, en el Tao, como en otras metodologías espirituales de Oriente, por el contrario, las dos personas encarnan fuerzas contrarias que se armonizan.

Fuera de todo convencionalismo y lejos de ser un ritual aburrido con incienso y rezos, el Tao del sexo propone un encuentro lúdico en la pareja antes y durante el acto sexual, donde el yin y el yang se solazan en la plenitud de la experimentación erótica. Un encuentro casual en un hotel de paso, una rápida descarga seminal, copular con la culpa en la frente, son prácticas que nada tienen que ver con el concepto de gozo, en la filosofía taoísta. Recomienda, por el contrario, liberarse del tiempo, disponer de un ambiente propiciatorio, a madia luz, con la música adecuada, y entregarse al juego, a retozar sin recato, ni las inhibiciones que rodean los estereotipos y prejuicios del sexo a la manera occidental.

Más allá del placer estrictamente genital orientado a la eyaculación, lo cual resta posibilidades de sano hedonismo, el tao del sexo prescribe la expansión de los sentidos para experimentar todo tipo de goces táctiles, gustativos, olfativos, visuales… Por ello la insistencia de romper con los condicionamientos de un reloj en marcha; para el amor sexual no hay límite de tiempo, éste se dilata en la suspensión de cada caricia, beso, lengüeteo, intercambio salival, en un mapeo intuitivo de los centros erógenos de la piel.

Las técnicas de posicionamiento corporal y dinámica energética que enseña el camino del Tao del sexo, que busca el placer tópico sensorial y no el desahogo eyaculatorio, significa la experimentación amplia de los sentidos como un método placentero y jubiloso para administrar la experiencia del orgasmo, en un proceso que no empieza y culmina como la cópula en Occidente, sino que continúa indefinidamente en cada encuentro.

Como el Tao recomienda practicar con mucha frecuencia el sexo, lo cual hace de cada episodio algo único, diferente, porque es una nueva búsqueda de placer que admite inagotable innovación. Jugar al sexo y explorar mutuamente los cuerpos con despliegue de imaginación seguramente contraviene los principios de la moral judeo-cristiana, pero sus valores decadentes a la vista de todos hoy en día, ponen grilletes al sano y responsable ejercicio de la sexualidad.

Para el Tao no hay complejos ni la doble moral de la herencia victoriana en las culturas occidentales. Para liberar al cuerpo mediante el juego es indispensable aceptarlo como es y disfrutarlo, en interacción con otro cuerpo igualmente liberado. Para el taoísmo es esencial mantener relaciones sexuales constantemente, para enriquecerse de forma mutua en todos los aspectos.

Como en yoga, la respiración es un motor de energía de primer orden, en forma de oxígeno que irriga todas las células y activa el sistema cardiovascular para un intenso jugueteo retozón, con las arterias en máxima alerta de irrigación energética.

Hay que recordar que el acto sexual no concluye con la eyaculación en el Tao, al considerarlo un derroche de energía; por lo tanto la liberación de los cuerpos y del tiempo llega hasta sus últimas consecuencias al recuperarlo cuando la pareja desea, sin la tiranía del semen. Por eso al recuperar el tiempo cotidiano después de un goce que puede ser multiorgásmico, el Tao recomienda a la pareja no separarse, ya que es un instante de extremada sensibilidad, instante propicio para encender la llama de la sensibilidad de los sentidos en alerta para el próximo encuentro.

Las definiciones del performance en toda la amplitud de lo escénico y cultural: Diana Taylor

Posted in CULTURA with tags , , , , on septiembre 6, 2008 by zewx

El concepto preformativo puede aplicarse a un baile tradicional o popular o a los eventos políticos en un proceso de elecciones.

Información tomada de Notimex

No todo se puede convertir en arte de performance, puntualizó Diana Taylor, la semana pasada en una conferencia en el Ex Templo de San Jerónimo, el EX Teresa, si bien bajo el concepto se puede estudiar todo, “tal es el caso de las elecciones en Estados Unidos, que se puede entender como un gran performance, así como sucedió en México en las pasadas elecciones, que hubo un gran plantón”. La directora mexicana del Instituto Hemisférico de Performance y Política de la Universidad de Nueva Cork, dice con ironía haber encontrado en Internet “más de 550 millones de definiciones de performance, que está más acompañada por la mercadotecnia en la venta de vestuario, de este arte”,

Ella considera arte del performance desde el cabaret, teatro, baile y el aspecto antropológico, como funerales o misas, todo esto a partir de elementos básicos de tipo convenciones y códigos estéticos y de comunicación.

“Entonces este arte tiene una ventaja muy fuerte, que no hay una definición que puede contener las prácticas, pues es una práctica que desafía su propia definición, que va más allá de lo que podemos darle”. Explicó más a fondo su visión del performance como “un término que tiene que ver con productividad, artística y eficacia, así como desempeño, y muchas palabras reúne la práctica sexual, política y social, entonces hay muchas y creo que al llegar a cualquier tipo de fenómeno es muy bueno tener todos estos aspectos en mente, porque es muy difícil separarlos”. Según difundió Notimex, Taylor es profesora de estudios sobre performance y Español en la Universidad de Nueva York, y su trabajo se enfoca en el estudio del teatro en Latinoamérica, así como la relación de este arte y política, teatro feminista y los estudios sobre el trauma.

Es autora de los libros The Archive and the Repertoire: Performance Cultural Memory in the Americas, Theatre of Crisis: Drama and Politics in Latin America, y Disappearing Acts: Spectacles of Gender and Nationalism in Argentina’s Dirty War.

Aleatoriedad en la música experimental de John Cage

Posted in MÚSICA with tags , , , , on septiembre 5, 2008 by zewx

La tradición de los compositores experimentales de Estados Unidos se entrevera con la innovación como una herramienta revolucionaria, que resulta inútil sin un trasfondo histórico que le dé sentido y ante la cual contraste. Y ese “otro” era y sigue siendo la pesada tradición musical con sus cánones y dogmas.Es el contexto de la indeterminación, el caos, lo aleatorio, los elementos que se refieren en conjunto a la mente de John Cage, y la interacción del autor con los materiales sónicos con que trabaja, lo llevó a ser el más influyente de todos en el extraño siglo 20. Considerado padre del indeterminismo con influencias de la estética budista zen, que incorpora de manera integral no racional, todas las nociones de la elección en el proceso creativo y sus posibilidades inacabadas.

Una de las mayores virtudes de Cage tuvo principio en el rechazo radical a todos los principios de la composición del pasado –la consecuencia lógica, la sensibilidad vertical y la tonalidad entre ellos– creó a una alternativa poderosa al método serial, deconstruyendo las tradiciones musicales establecidas cientos –e incluso miles– de años antes; el resultado final fue una aproximación artística radicalmente distinta que impactó toda la música compuesta desde entonces, alterando para siempre no sólo las maneras en que los sonidos son creados sino también de qué manera son asimilados por las audiencias.

De hecho se ha sugerido frecuentemente que este artista hizo por la música lo que Karl Marx hizo a la sociedad. Cage nació en Los Angeles el 5 de septiembre de 1912, hijo de un inventor quien acuñó una explicación del cosmos denominada la “teoría del campo electrostático”. Más tarde acudió a la universidad de Pomona, saliendo poco antes de graduarse con el fin de viajar por Europa a principios de la década de los 30; y al regresar a Estados Unidos estudió en New York con Henry Cowell, regresando a la costa oeste en 1934 para estudiar bajo la dirección de Arnold Schoenberg.

Por ese entonces Cage publicó su más temprana composición, unas series de trabajos inspirados en Varèse, escritos bajo un sistema rigurosamente atonal, de su propia hechura. Se trasladó a Seattle en 1937 para llegar a ser un pianista acompañante de danza, y un año después fundó un ensamble de percusiones, creando la histórica pieza polirrítmica First Construction (In Metal) en 1939.

Al finalizar esa década Cage comenzó a experimentar con música concreta, componiendo Imaginary Landscape No. 1, pieza que empleó fonógrafos a distintas velocidades y tonos de frecuencias a lo largo de un piano silenciado y un enorme címbalo chino. También inventó el “piano preparado”, en el cual colocó una serie de objetos domésticos entre las cuerdas de un grand piano para crear sonidos, sugiriendo un hombre orquesta. Fue por entonces que Cage buscó la influencia de las filosofías orientales, la influencia del budismo-zen para informar de las técnicas de composición aleatorias de su trabajo posterior; obsesionado con la remoción de los pensamientos convencionales y la elección como modelo creativo, llegó a perfilar su música en línea con los principios del I Ching, el libro chino de las mutaciones, sólo por su poderosa impredictibilidad.

El trabajo de Cage en los 40 tomó una variedad de formas: donde la obra Imaginary Landscape No. 2 de 1941 fue un patrón para percusión el cual incluía un resorte metálico gigante amplificado con un fonógrafo, y en 1942 la pieza Williams Mix fue un montaje de alrededor de 500 sonidos pregrabados; en 1944 The Perilous Night fue una pieza emocional escrita para piano preparado. Fue compuesta para la compañía de danza Merce Cunningham, para la cual Cage sirvió como director musical desde 1943; su colaboración con Cunnigham revolucionó la composición para danza moderna y coreografía, con el concepto de la indeterminación extendiéndose también en estas colaboraciones. Para finales de la década las innovaciones de Cage eran ampliamente reconocidas, y en 1949 fue galardonado con la presea Guggenheim Fellowship y un premio de la National Academy of Arts and Letters.

El trabajo más visionario de Cage estaba aún por venir: en 1951 completó Imaginary Landscape No. 4, en el cual limitó sus fuentes sonoras a sólo una docena de radios, con el resultado final dependiendo enteramente en material de transmisión en el momento de la ejecución. Ese mismo año colaboró con un grupo de actores de performance e ingenieros para montar el proyecto Music on Magnetic Tape en 1952; el pianista y por muchos años socio de Cage, David Tudor debutó la pieza 4’33”, conocida popularmente como Silence, el trabajo más notable del músico, el cual pide al ejecutante sentarse ante su instrumento pero sin tocarlo, y los sonidos ambientales producidos por la audiencia misma, típicamente incómoda. Concurrentemente incursionó en la representación teatral (una puesta en escena de 1952 en Black Mountain College que ha sido considerado como el primer happening) y electrónica (Imaginary Landscape No. 5, compuesta para grabaciones mezcladas de manera aleatoria).

Al llegar 1958, su Concert for Piano and Orchestra es virtualmente un catálogo de notaciones indeterminadas, con las que Cage continuó sumergiéndose en la electrónica con el paso de los años, recursos utilizados en trabajos muy famosos como Cartridge Music en 1960, para el cual amplificó pequeños ruidos domésticos para una presentación en vivo, así como HPSCHD de 1969, en el cual combina harpsichord y grabaciones. También experimentó con la escritura y publicación de su primer libro Silence, en 1961, enseñando y ofreciendo lecturas en las ciudades más importantes del mundo.

Fue elegido para el Institute of the American Academy y el Institute of Arts and Letters en 1968, y recibió un doctorado honoris causa en Artes performativas por parte del California Institutes of the Arts en 1986.

Cage murió en New York el 12 de agosto de 1992 dejando un legado que está muy lejos de agotarse en el futuro de la música electrónica y experimental.

Discografía:

  • 1985 Etudes Boreales (1978) / Ryoanji (1983) Mode
  • 1989 Four Walls Tomato
  • 1991 Empty Words (Part III, Live Teatro Lyrico Di… Cramps
  • 1991 “John Cage” : Music for Marcel Duchamp… Cramps
  • 1991 Singing Through/ Vocal Compositions by John… New Albion
  • 1991 Music for Merce Cunningham: Five Stone Wind… Mode
  • 1991 Cheap Imitation Cramps
  • 1991 Aslsp Organ, Vol. 2 Col Legnio
  • 1991 Music for Marcel Duchamp (1947) / Music for… Cramps
  • 1992 Diary: How to Improve the World (You Will… Wergo
  • 1992 Some of “The Harmony of Maine” (Supply… Bis
  • 1993 Fontana Mix and Solo for Voice 2 Hat Hut
  • 1993 Indeterminancy, New Aspect of Form in… Smithsonian/Fo
  • 1993 Concert for Piano and Orchestra / Atlas… [live] Wergo
  • 1994 Europera, Vol. 5 Mode
  • 1994 45′ for a Speaker, 34’46.776 for a Pianist,… Hat Hut (Now S
  • 1994 Orchestral Works, Vol. 1: 101 for Large… Mode
  • 1995 Sonatas and Interludes for Prepared Piano CRI
  • 1995 Europera, Vol. 3 Mode
  • 1995 Europera, Vol. 4 Mode
  • 1995 The Number Pieces I: Four3 for 12… Mode
  • 1996 Music of Changes, Books I-Iv Lovely Music
  • 1998 Litany for the Whale Harmonia Mundi
  • 1999 Music of Changes Lovely Music
  • 1999 Variations, Vol. 2/Eight Whiskus/Ryoanji Wergo
  • 1999 Sonatas & Interludes
  • The Lost Works: The City Wears a Slouch Hat… Mode
  • Etudes Australes Wergo
  • Three Constructions

Historias de hackers/01

Posted in CIENCIA Y TECNOLOGÍA with tags , , , , on septiembre 4, 2008 by zewx

A finales del siglo XX empezamos a escuchar más sobre el hacking y las posibles consecuencias sobre los distintos usos de las tecnologías de información a nuestro alcance. En 1959 la denominación hacking llegó a los estudiantes del celebérrimo MIT (Massachussets Institute of Technology), que se reunían de manera virtual a través de una máquina IBM 407. Los pioneros elaboraron sus propias reglas. Las más conocidas son las que Steven Levy dicta en su libro Hackers: Heroes of the Computer Revolution, que básicamente son las siguientes:

El acceso a las computadoras -y a cualquier cosa que pueda enseñarte algo acerca de la forma en que funciona el mundo- debe ser total e ilimitado.

  • Apelar siempre a la imperativa.
  • Toda información debe ser libre y/o gratuita.
  • Hay que desconfiar de la autoridad. Hay que promover la descentralización.
  • Los hackers deberán ser juzgados por sus hackeos, no por falsos criterios como títulos, edad, raza o posición.
  • Las computadoras pueden cambiar la vida para mejor.

A principios de los años 60 ya se habían construido grandes computadoras, conocidas como mainframes, con el inconveniente de ser demasiado grandes y costosas. Para este tiempo, la Bell Telephone ya había suplantado a las operadoras con maniframes que controlaban el flujo de las comunicaciones. Un técnico de la compañía descubrió la manera de realizar llamadas de larga distancia sin costo alguno o pagando como si fuera local. Esto lo hacía con una caja, denominada “caja azul” (blue box), la cual funcionaba con números de prueba utilizados para monitorear las líneas. Al divulgarse esta información incrementó el número de personas que no pagaban por el servicio. A esto se le llamó phreaking, como mezcla de free (gratis), freak (raro) y phone (teléfono).

En 1961 se denunció el primer robo de servicio. Diez años más tarde, Ron Rosembaum explicó el funcionamiento de las cajas azules y denominó a la misma acción, pero en computadoras, computer freaking para diferenciarlo del phreaking.

En 1977, Steve Wozniak y Steve Jobs, fundadores de las computadoras Apple, dieron a conocer en la Feria de Informática de la Costa Oeste de Estados Unidos, su nuevo modelo de computadora personal (PC), la Apple II, que difería de la primera, debido al uso del disco flexible. Así fue como los dos dieron inicio a una revolución social y cultural, gracias a que esto permitió el acceso popular a datos y programas.

Fue hasta 1981 que la IBM presentó su primera PC. Hasta aquí existían pocos hackers, debido a que sólo algunas personas tenían acceso a la red, pero durante los años de su explosión, a mediados y fines de esa década, los también llamados “piratas cibernéticos” crecieron en número y organización.

Desde entonces se dieron casos muy importantes de hacking, a partir de la película de John Badham, Juegos de Guerra, en la cual se presentaban técnicas reales, como el uso de un programa que buscaba en forma automática números telefónicos donde atendiera un MODEM. Esto hizo que miles de jóvenes apasionados por la computación abrieran los ojos y derramaran su creatividad e ingenio, logrando que las grandes empresas, militares o del gobierno, asi como las redes informáticas, fueran el blanco predilecto de los hackers.

Para ser un hacker

Si se quieren dominar las artes de colarse en los sistemas, se deben tener profundos conocimientos técnicos, lo cual no quiere decir que debes de ir a una escuela, porque ser hacker es tomarse todo el tiempo del mundo para jugar e inventar, vivir otra vida, casi siempre de noche, al amparo del secreto de una pantalla siempre encendida y cientos de contraseñas fluyendo de la intuición y la lógica de una mente obsesionada con el triunfo, que siempre es el reto creciente de penetrar sistemas, casi siempre con el único fin de romper las barreras de su ego.

Es importante estar en el lugar preciso en el momento oportuno, y saber extraer de la información los datos esenciales, únicos, para romper cada uno de los candados de un muro de fuego (fire wall) de grandes organizaciones que presumen de infranqueables sistemas de seguridad.

Aunque trabaja casi siempre solo, busca las relaciones correctas para compartir, casi siempre anónimamente, datos abundantes para poder construir la arquitectura de su irrupción, en la que no debe dejar huellas.

La misión

El objetivo reconocido aún hoy por la mayoría de los hackers es liberar la tecnología de los controles del Estado y de la industria y ponerla al alcance de todos. No tocar, ni alterar los datos de los sistemas en que ingresan es una cuestión indiscutible y se juegan el honor y la maestría en ello. Forma parte de un código ético que casi todos se afanan por respetar.

El hacking es considerado como el séptimo crimen computacional (los seis anteriores son robo de dinero, sabotaje, robo de hardware, de software, de información y espionaje industrial). Quien elije hackear prefiere no cometer los otros; sus motivaciones son el ansia de saber, adquirir conocimientos y divulgar la información obtenida.

Después de varios arrestos desde principios de los setentas, Ian Murphy fue el primer hacker perseguido por la ley en Estados Unidos, y el caso hizo que se estudiaran nuevas leyes en cuanto a delitos informáticos, aunque recién en 1986 se votó la primera.

Bill Landreth, hacker autor de Out of the Inner Circle (Fuera del círculo interior), concluyó que hay cinco categorías de hackers: los novatos, que ingresan en ese mundo con posterioridad a Juegos de Guerra, se cansan pronto y abandonan; los turistas, que insisten en sus intentos hasta entrar en un sistema y lo abandonan para hacer lo mismo con otro; los estudiantes, interesados sólo en aprender a manejar el sistema; los crashers, que acceden a una máquina con la sola intención de hacer daño; y los ladrones, que buscan el beneficio económico y, normalmente, son parte de la empresa a la que estafan o roban.